Obituario (I)

TRÍADA

Un instante

Para Carmen

Escribo, luego vivo,
de momento;
que es mejor un aliento
a cientos de suspiros,
y un instante contigo
a mil eternidades

No necesito estar
para ser tuyo,
ni necesito ser
para quererte;
no necesito vida
para amarte,
pues ya tuve un instante

Vida

Para Galo Adrián

Fue con nuestro deseo, voluntad
o locura
como te hicimos cuerpo,
y vísceras, y sangre

Te amamos con barbarie

Te dimos carne y huesos

Y, como recompensa,
tú nos has dado un dios

Amor

Sí, la vida es un puente
y no una meta,
un hermoso camino
de tránsito y ocaso
que amo andar con vosotros,
hasta el fin
de mis días

Pues, cuando aquellos lleguen,
violentos o mansos,
cuándo no quede nada
más que nada habré sido